Crecer on-line. Semana 17.

Seguimos acercándonos a algunas herramientas que nos son útiles para crecer como personas. Esta semana trabajaremos la generosidad y el poder que nos otorga. ¿Tiene poder la generosidad? ¿Se puede obtener poder desde o a través de la generosidad?

No sé si la generosidad es algo natural en los seres humanos o es algo que debe ser enseñado, entendido, aprendido, desarrollado, cultivado y transmitido para que se manifieste en la persona. Quizás no sea instintiva como comer, respirar o dormir. Imagina la siguiente prueba con un niño o niña pequeño. Le damos a la adorable e inocente criatura un juguete para que juegue un buen rato. Cuando esté más animado se lo quitamos para dárselo a otro niño. ¿Qué hace la inocente criatura? Seguramente estamos pensando lo mismo.

Esto no significa que el instinto de conservación sea malo: es un comportamiento instintivo humano, igual que lo es en el resto del mundo animal. Es una expresión natural de nuestra necesidad básica de sobrevivir. No tiene que ser aprendida. Todos los seres humanos nacemos con ella.

¿De dónde sale entonces  la generosidad?

¿Que bueno sería que la generosidad fuera uno de los instintos innatos y básicos de la humanidad! Sin embargo no lo es, y por lo general es contrario al impulso de auto-preservación. Por eso se necesita tiempo y esfuerzo para desarrollar la generosidad de un ser humano. Y este es el motivo de porqué algunas personas son más generosas y algunas lo son menos, y algunas no lo son en absoluto.

Podríamos decir que la generosidad surge más fácilmente de los que más tienen. También podríamos decir que supone un reto mayor para los que no tienen nada que para los que tienen mucho. Podríamos decirlo… pero si miramos alrededor vemos que no es así. Seguramente encontraremos más evidencias de lo contrario. Muchas de las personas ricas y prósperas que conocemos podrían no aparecer en el ranking de  las personas más generosas del planeta.

La verdadera generosidad no viene determinada por la cantidad de posesiones que tengas o por el dinero que puedas regalar. La generosidad viene determinada por tu carácter y por  tu espíritu noble.

Generosidad no es dar lo que te sobra. Generosidad es compartir lo que no te sobra.

Si quieres seguir trabajando la generosidad solicita tu cuaderno.

Pide tu cuaderno de crecimiento

  • Introduce los datos indicados y recibirás el cuaderno de crecimiento correspondiente.
 

Verificación: Demuestra que no eres un robot

Publicado en Coaching | Deja un comentario

Crecer on-line. Semana 16

Seguimos con el proceso y concretamente aportando herramientas que te puedan ser útiles en el día a día. Esta semana la vamos a dedicar a la gestión del tiempo. Tal vez seas de esas personas a las que siempre les falta tiempo para hacer todo lo que se proponen. Si no es tu caso, felicidades! debes estar disfrutando de la vida de una forma envidiable. Ahora bien, si a tus días les faltan horas; si tienes la sensación de no llegar a todo; si vives en un perpetuo estrés pensando en lo que tienes que hacer después; si vives con la angustia de tener cosas pendientes, sigue leyendo. Encontrarás algunas ideas para liberarte de esa tensión.

A veces, especialmente cuando estamos apurados de tiempo, quisiéramos que el tiempo fuera como chicle y lo pudiésemos estirar y encoger a nuestro gusto. Me gustaría poderte proporcionar las herramientas que te permitieran hacer éstas y muchas otras cosas más para administrar el tiempo, sin embargo, aún no conozco el secreto. Sin embargo, en el cuaderno de esta semana verás algunos datos curiosos, consejos, trucos, ideas, ejercicios y más para que aprendas a administrar tu tiempo de forma tan efectiva que ya no necesites que el tiempo sea como chicle.

Posiblemente nuestra generación es, hasta el momento, la más productiva de la historia, ya que ninguna generación anterior ha tenido ocasión de gestionar datos tan variados y complejos en cantidades tan grandes como lo hacemos nosotros. Por otro lado, la tecnología también ha hecho posible la rápida transmisión de datos que necesitamos para nuestro trabajo, para administrar nuestras cuentas, comunicarnos con amigos y organizar la información que recibimos en grado creciente.

No hay un estilo de gestión del tiempo que se ajuste a todos los individuos de la misma manera, sino que el estilo individual de cada persona dictará qué le resulta útil a cada uno. Por lo tanto, antes de poder realizar los cambios de conducta y actitud que se requieren, debemos entender nuestra relación psicológica con el tiempo.

Algunos factores del entorno pueden estar fuera de nuestro control y sin embargo existen formas de vencer casi todos los obstáculos. Si eres capaz de identificar cómo influye tu entorno en tu capacidad de gestionar tu tiempo, conseguirás encontrar la manera de cambiar estas conductas o de moderar el impacto que este produce en tu propia vida. La mayor parte de las personas tiene poco o mal definido el uso que hace del tiempo. Aunque tengas claro cómo debes distribuir tu tiempo, un inventario de cuánto tiempo pasas realizando diversas actividades te sorprenderá.

Puedes seguir trabajando tu gestión del tiempo solicitando el cuaderno de crecimiento de esta semana.

Pide tu cuaderno de crecimiento

  • Introduce los datos indicados y recibirás el cuaderno de crecimiento correspondiente.
 

Verificación: Demuestra que no eres un robot

Publicado en Coaching, Crecer on-line, Crecimiento personal | Deja un comentario

Crecer on-line. Semana 15.

Esta semana vamos a trabajar una de las cualidades que más cuesta desarrollar. Está muy vinculada al ego. Se trata de la aceptación. De hecho, la aceptación es inversamente proporcional al ego de la persona.

A veces somos observadores de la vida de otras personas y pensamos que nunca nos pasará lo que están viviendo, da igual que se trate de una situación positiva o negativa. Piensas, “A mí no me va a pasar.”

Parte de la verdadera belleza de la vida es que es impredecible. Nada es permanente, todo cambia y hay un montón de cosas que pueden suceder que pueden transformar lo que somos, teniendo un gran impacto en nuestras vida. La cuestión es cómo cultivar la capacidad de aceptar, de verdad, lo que venga y abrazarlo.

Una de las claves es desarrollar el hábito de mirar lo que sucede a través de una mentalidad positiva, en lugar de a través de una mentalidad  negativa y derrotista.

La vida nos traerá muchos retos (como puede ser la muerte de alguien querido), y no es fácil de aceptar cuando estamos sufriendo y deseando aquello que nunca ha sucedido. Pero si empezamos a cultivar la aceptación en nuestras vidas, probablemente nos las arreglaremos de una manera diferente en crisis futuras y las veremos desde una perspectiva diferente: aceptaremos en lugar de resistir.

Aceptar significa que podemos querer que las cosas sean diferentes en el futuro, pero en el momento actual, en el presente, tenemos que aceptar las cosas como son. Esa es la forma en que puedes hacer que tu vida fluya sin problemas.

Quizás te deje tu pareja después de varios años juntos. Puedes pensar que te dará otra oportunidad. Pero probablemente lo más sano para ti sea aceptar su decisión y seguir adelante con tu vida. Es tan solo un ejemplo de una posible situación que típicamente suele costar aceptarla. 

Sí, la aceptación es una elección, dura muchas veces, pero al final es una decisión que podemos tomar en cualquier situación de nuestra vida. Solo depende de ti.

Hay dos maneras de salir de un problema:

  • aceptar lo que está pasando, ver lo positivo y elegir un estado de paz mental para encontrar la solución, si la hay.
  • luchar contra el problema, ser miserable y luchar contra el universo.

Estoy seguro de que aprender a aceptar las cosas como se presentan es una herramienta útil en diferentes aspectos de la vida.

Tanto si se trata de la pérdida de un familiar, una oportunidad perdida, o un cambio repentino en los planes, ser capaz de aceptar las cosas como vienen (cuando están fuera de tu control) te ayudará a mantener la paz y la felicidad interior.

La aceptación es la clave para convertir la felicidad momentánea en la felicidad duradera. Te ayuda a pasar de sentirte feliz a  ser feliz.

La aceptación no tiene nada que ver con la debilidad y no es un sinónimo de conformismo o mediocridad. Aceptación es dejar de mirar la puerta cerrada frente a nosotros y dar la vuelta para ver las ventanas abiertas.

Te invito a ver este vídeo donde encontrarás un claro ejemplo de aceptación.

Pide tu cuaderno de crecimiento

  • Introduce los datos indicados y recibirás el cuaderno de crecimiento correspondiente.
 

Verificación: Demuestra que no eres un robot

Publicado en Coaching | Deja un comentario

Vida más allá del divorcio

El divorcio es esa dicotomía entre el “para toda la vida” y el “hasta aquí hemos llegado”. Esta situación implica un impacto profundo no sólo en tu vida y en la de tu pareja sino también -y sobre todo- en la de tus hijos. Aunque ciertamente, es más sano tomar distancia si las cosas han tocado fondo, que mantener una relación por estricto mandato social.

Y en esta reflexión, seguramente te han venido a la mente cantidad de parejas que sostienen lo insostenible. Como si el sufrimiento fuera una especie de patología y parte necesaria de la convivencia.

¿Qué los mantiene en esta infelicidad crónica?

¿Miedo a la mirada del otro?

¿Incertidumbre por lo que vendrá?

No obstante, aquí nos referiremos a aquellos que se han enfrentado a esa difícil decisión y a todas las consecuencias que conlleva en lo personal y en ese nuevo estado de relación, con su ex y con sus hijos.

Yosoyyo

Superar un divorcio resulta en la mayoría de los casos un proceso ciertamente doloroso. No importa si lo veías venir, si lo has dejado agonizar o si has llegado a él de común acuerdo. Después de años de convivencia y de compartir un proyecto de vida, se vuelve compleja la idea de “soltar” y seguir adelante por separado. Pero como siempre, el tiempo es sabio y nos da la posibilidad de cicatrizar poco a poco cada grieta.

Pero no es sólo cuestión de tiempo. Eres tú frente a tus circunstancias con tus posibilidades para reacomodarte en esta transición.

El primero y mayor de todos los miedos es sobre cómo mantendrás el vínculo con tus hijos. Los hijos algunas veces (y lamentablemente) son parte del desgaste que conlleva una separación (discusiones, incomodidad, desinterés, etc.). Esto los deja en estado de completa vulnerabilidad e incluso, hasta podría provocarles cierta culpabilidad por la situación.

Ellos también deben sobrellevar el divorcio. Ellos también tienen que reacomodarse en el vínculo.

Está claro que la relación con ellos cambiará, aunque no necesariamente (después de lo que enumeramos) esto resulte algo negativo. Tú puedes hacer que ellos no la padezcan, y por el contrario, la transiten de la mejor manera posible comunicándote y dejándoles en claro que seguirás allí.

Otra de las mayores incertidumbres al separarte sea visualizarte en soledad. Hay parejas que generan una enorme simbiosis mientras están en relación: hacen todo juntos, renuncian a sus espacios personales, postergan proyectos porque no son compartidos, dejan de lado amistades porque sus inquietudes ya no coinciden con las suyas, e incluso se alejan de entornos familiares porque sus críticas resultan incómodas.

Todas esas decisiones las has tomado tú. Incluso la “decisión de decidir” como si fuerais uno.

Sin embargo, aquí estás y necesitas mirar hacia delante para reconstruir y proyectarte, mirar hacia los lados para revisar quién/es continúa/n a tu lado; y espiar hacia atrás sólo para perdonar y perdonarte.

REACOMODARTE PARA SEGUIR ANDANDO.

Está claro que cuando llegas a esta determinación, en general, no lo haces por un motivo único o por culpas unilaterales. En cualquier caso, este final es un capítulo que formará parte de tu historia personal y simplemente por eso, no se trata de un nuevo comienzo desde cero, significa seguir andando y conviviendo con todo ello, pero desde otro lugar.

Permitirte el acompañamiento profesional de un coach te ayudará a ver las cosas desde otra perspectiva y te facilitará una mejor relación con tus hijos y una aceptación genuina de tu nuevo estado de relación.

Entre otras cosas, te guiará para:

  • Ayudar a tus hijos a aceptar el divorcio.Hablar con sinceridad y decidir cuáles serán las palabras correctas y acertadas para explicarles la situación y la decisión.
  • Evitar comentarios negativos delante de ellos.Nunca, por más enfadado/a que estés dar lugar para que ellos asuman estar de un lado o del otro.
  • Adecuar las rutinas sin cambios abruptos o innecesarios.Todos los cambios deben hacerse basados en la más absoluta normalidad.
  • Seguir siendo padres, incluso con más fuerza y presencia.Los hijos son un amor infinito y para siempre.
  • Disfrutar de tu tiempo, con hijos y sin hijos.Habrá nuevos escenarios e incluso nuevas personas y/o reencuentros.

Eso es lo que decíamos: disfrutar de un nuevo comienzo, aunque sin poner el contador a cero.


Publicado en Coaching, Crecimiento personal, Objetivos, Padres y madres, Responsabilidad | Deja un comentario