COACHING

El coaching es un proceso de acompañamiento para la consecución de objetivos, personales o profesionales, que proporciona conceptos, estrategias, estructuras y herramientas para el desarrollo de planes que permitan conseguirlos. El coaching te será útil si:

  • Buscas una mayor satisfacción en tu vida
  • Buscas conciliar realmente tu vida personal y laboral
  • Tienes la necesidad de desarrollar alguna habilidad concreta (habilidades de comunicación, gestión del estrés, gestión del tiempo)
  • Quieres tomar el timón de tu vida y ser tú quien marque el rumbo
  • Nunca encuentras el momento de acometer el cambio

En un proceso de coaching el éxito se define según los criterios del coachee (cliente) y es éste quien determina aquello que será un éxito y aquello que no lo será. En el proceso de coaching eres tú quien asume la responsabilidad sobre la consecución de tus propios objetivos. Tú tienes las respuestas y el coach te ayuda a que las saques a la luz.

El coaching es una disciplina enfocada a la consecución de objetivos, nos permite desvelar nuestras verdaderas necesidades, descubrir, movilizar y potenciar nuestros propios recursos. El coaching es un proceso personalizado y confidencial, basado en la confianza entre coach y coachee.

El coaching, en esencia, es una relación de confianza y cooperación entre dos personas (o más) en la que el coach facilita el éxito de la/s otra/s.

El coach contribuye a que su cliente descubra y clarifique lo que quiere conseguir en su vida. Provoca que el cliente obtenga sus propias soluciones y estrategias. Mantiene al cliente centrado en sus objetivos y responsable de sus resultados. El Coaching no es terapia, ni consultoría, ni formación, ni “headhunting”, ni el mejor amigo, ¿sería objetivo tu mejor amigo?

El coaching se basa fundamentalmente en el diálogo entre el coach y el coachee. En este diálogo, a partir de la utilización de preguntas, que provocan la reflexión, el cliente consigue dar forma a sus propias ideas que lo llevaran a conseguir su retos.

El coach no dice lo que hay que hacer. Es el coachee el que descubre lo que hay que hacer, modelo éste que nos recuerda la mayéutica socrática y aquella sentecia hindú que dice: “cuando el discípulo está preparado, aparece el maestro”, el maestro que todos llevamos dentro.

Comentarios cerrados.