Crecer on-line. Semana 13.

Pudiera parecer que vivimos en una sociedad que invita al victimismo. Un mundo en el que nada sucede porque tú te equivoques y en el que siempre puedes acusar a alguien o a algo. Es increíble la cara que ponen muchas personas cuando les dices “deja de ser una víctima, deja de culpar a los demás porque no vas a cambiar nada”.

Ir de víctima por la vida significa culpar a los demás de aquello que nos sucede, cosa que no ayuda. La persona victimista se ve a sí misma como un resultado del entorno y sin control sobre lo que sucede en su vida, cosa que le quita poder para realizar cambios. Evita tomar las riendas porque siempre es responsabilidad de otro.

El punto en el que te encuentras es, para bien o para mal, responsabilidad tuya y de nadie más. Asumir la responsabilidad de dónde estás en la vida es necesario para salir del rol de víctima. No puedes volver atrás en el tiempo y avanzar hasta hoy corrigiendo lo que sea necesario. Puedes verte como víctima de lo que tu quieras: del clima, de la economía, de tu pareja, de tu familia o del mismísimo Dios, ¿y qué? ¿qué te soluciona eso? Tal vez te dé algo de tranquilidad pero ¿solucionas el problema?

El primer paso hacia el éxito es admitir el fracaso. Admitir que fallaste es el mejor principio. La aceptación de un cierto nivel de responsabilidad produce un conjunto de emociones totalmente diferente. Tan solo hazte estas dos preguntas: ¿Qué elección hice que causó este resultado? En aquellas circunstancias ¿qué otra cosa podría haber hecho? Nadie es perfecto y eso es algo que todos debemos entender. Puede resultar fácil, con el paso del tiempo, ver qué debiste haber hecho, pero en aquél momento quizás no tenías toda la información, o no estabas en disposición de hacerlo.

Si no te gusta donde estás en este momento en la vida, puedes cambiarlo y estar donde quieres estar. Es posible que no llegues de inmediato, sin embargo, llegarás allí con el tiempo, porque, no nos engañemos, todo lleva su tiempo.

¿Quieres continuar trabajando este aspecto de ti? Puedes hacerlo solicitando el cuaderno de crecimiento.

Pide tu cuaderno de crecimiento

  • Introduce los datos indicados y recibirás el cuaderno de crecimiento correspondiente.
 

Verificación: Demuestra que no eres un robot

Esta entrada fue publicada en Coaching, Crecer on-line, Crecimiento personal. Marcador permalink.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>