Crecer on-line. Semana 14.

Continuamos con el programa de crecimiento. Hasta ahora hemos mirado en nuestro interior para conocernos un poco más. Hemos revisado aspectos de nuestra forma de ser y nuestras actitudes. A partir de ahora vamos a trabajar algunas herramientas y empezaremos con el perdón.

Seguramente lo has utilizado en más de una ocasión y, probablemente lo has pedido en algunas otras. Y ¿es algo que debamos pedir? ¿Por qué lo pedimos? y mejor aún ¿para qué lo pedimos?

El perdón es la clave para la paz, la salud y la felicidad.  A veces consideramos que determinadas personas no son merecedoras del perdón: ex-parejas, padres, niños malos, etc. Prefiero pensar que ninguna persona es mala por naturaleza. Lo que sucede es que tenemos heridas, a veces muy profundas, sin cicatrizar, y a los demás también les pasa lo mismo con nosotros.

No es fácil darse cuenta de que todas las personas son dignas del perdón. 

Es posible que estés pensando: “Pero muchos no merecen ser perdonados después de lo que han hecho” Atrocidades, grandes y pequeñas, son gritos de ayuda y aceptación. Castigarlos no los corrige, les hace peor. ¿O te parece que el sistema penal lo resuelve?

Alguien sabio dijo una vez: “Aferrarse a un resentimiento es como tragar veneno y esperar que la otra persona se muera.” El resentimiento no hace daño a la persona con quien estás dolido/a, te hace daño a ti.

Para curar una emoción negativa hay que sentirla plenamente. Un sentimiento negado y reprimido es como un fantasma hambriento que nunca está satisfecho. Vuelve una y otra vez hasta que es realmente aceptado, perdonado y liberado. Cuando perdonas a alguien que te ha hecho daño estás a salvo de la amargura y el orgullo herido. Para ambas partes el perdón significa la libertad para estar de nuevo en paz consigo mismo y ser feliz en presencia del otro.

Martin Luther King dijo una vez, “El perdón no es un acto ocasional; es una actitud permanente”. Y de eso se trata, de aprender a perdonar para liberarnos del dolor que produce el rencor y el resentimiento.

¿Quieres practicar el hábito de perdonar? Solicita el cuaderno de crecimiento y empieza a practicar.

Pide tu cuaderno de crecimiento

  • Introduce los datos indicados y recibirás el cuaderno de crecimiento correspondiente.
 

Verificación: Demuestra que no eres un robot

Esta entrada fue publicada en Coaching, Crecer on-line, Crecimiento personal. Marcador permalink.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>