Crecer on-line. Semana 15.

Esta semana vamos a trabajar una de las cualidades que más cuesta desarrollar. Está muy vinculada al ego. Se trata de la aceptación. De hecho, la aceptación es inversamente proporcional al ego de la persona.

A veces somos observadores de la vida de otras personas y pensamos que nunca nos pasará lo que están viviendo, da igual que se trate de una situación positiva o negativa. Piensas, “A mí no me va a pasar.”

Parte de la verdadera belleza de la vida es que es impredecible. Nada es permanente, todo cambia y hay un montón de cosas que pueden suceder que pueden transformar lo que somos, teniendo un gran impacto en nuestras vida. La cuestión es cómo cultivar la capacidad de aceptar, de verdad, lo que venga y abrazarlo.

Una de las claves es desarrollar el hábito de mirar lo que sucede a través de una mentalidad positiva, en lugar de a través de una mentalidad  negativa y derrotista.

La vida nos traerá muchos retos (como puede ser la muerte de alguien querido), y no es fácil de aceptar cuando estamos sufriendo y deseando aquello que nunca ha sucedido. Pero si empezamos a cultivar la aceptación en nuestras vidas, probablemente nos las arreglaremos de una manera diferente en crisis futuras y las veremos desde una perspectiva diferente: aceptaremos en lugar de resistir.

Aceptar significa que podemos querer que las cosas sean diferentes en el futuro, pero en el momento actual, en el presente, tenemos que aceptar las cosas como son. Esa es la forma en que puedes hacer que tu vida fluya sin problemas.

Quizás te deje tu pareja después de varios años juntos. Puedes pensar que te dará otra oportunidad. Pero probablemente lo más sano para ti sea aceptar su decisión y seguir adelante con tu vida. Es tan solo un ejemplo de una posible situación que típicamente suele costar aceptarla. 

Sí, la aceptación es una elección, dura muchas veces, pero al final es una decisión que podemos tomar en cualquier situación de nuestra vida. Solo depende de ti.

Hay dos maneras de salir de un problema:

  • aceptar lo que está pasando, ver lo positivo y elegir un estado de paz mental para encontrar la solución, si la hay.
  • luchar contra el problema, ser miserable y luchar contra el universo.

Estoy seguro de que aprender a aceptar las cosas como se presentan es una herramienta útil en diferentes aspectos de la vida.

Tanto si se trata de la pérdida de un familiar, una oportunidad perdida, o un cambio repentino en los planes, ser capaz de aceptar las cosas como vienen (cuando están fuera de tu control) te ayudará a mantener la paz y la felicidad interior.

La aceptación es la clave para convertir la felicidad momentánea en la felicidad duradera. Te ayuda a pasar de sentirte feliz a  ser feliz.

La aceptación no tiene nada que ver con la debilidad y no es un sinónimo de conformismo o mediocridad. Aceptación es dejar de mirar la puerta cerrada frente a nosotros y dar la vuelta para ver las ventanas abiertas.

Te invito a ver este vídeo donde encontrarás un claro ejemplo de aceptación.

Pide tu cuaderno de crecimiento

  • Introduce los datos indicados y recibirás el cuaderno de crecimiento correspondiente.
 

Verificación: Demuestra que no eres un robot

Esta entrada fue publicada en Coaching. Marcador permalink.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>