Crecer on-line. Semana 17.

Seguimos acercándonos a algunas herramientas que nos son útiles para crecer como personas. Esta semana trabajaremos la generosidad y el poder que nos otorga. ¿Tiene poder la generosidad? ¿Se puede obtener poder desde o a través de la generosidad?

No sé si la generosidad es algo natural en los seres humanos o es algo que debe ser enseñado, entendido, aprendido, desarrollado, cultivado y transmitido para que se manifieste en la persona. Quizás no sea instintiva como comer, respirar o dormir. Imagina la siguiente prueba con un niño o niña pequeño. Le damos a la adorable e inocente criatura un juguete para que juegue un buen rato. Cuando esté más animado se lo quitamos para dárselo a otro niño. ¿Qué hace la inocente criatura? Seguramente estamos pensando lo mismo.

Esto no significa que el instinto de conservación sea malo: es un comportamiento instintivo humano, igual que lo es en el resto del mundo animal. Es una expresión natural de nuestra necesidad básica de sobrevivir. No tiene que ser aprendida. Todos los seres humanos nacemos con ella.

¿De dónde sale entonces  la generosidad?

¿Que bueno sería que la generosidad fuera uno de los instintos innatos y básicos de la humanidad! Sin embargo no lo es, y por lo general es contrario al impulso de auto-preservación. Por eso se necesita tiempo y esfuerzo para desarrollar la generosidad de un ser humano. Y este es el motivo de porqué algunas personas son más generosas y algunas lo son menos, y algunas no lo son en absoluto.

Podríamos decir que la generosidad surge más fácilmente de los que más tienen. También podríamos decir que supone un reto mayor para los que no tienen nada que para los que tienen mucho. Podríamos decirlo… pero si miramos alrededor vemos que no es así. Seguramente encontraremos más evidencias de lo contrario. Muchas de las personas ricas y prósperas que conocemos podrían no aparecer en el ranking de  las personas más generosas del planeta.

La verdadera generosidad no viene determinada por la cantidad de posesiones que tengas o por el dinero que puedas regalar. La generosidad viene determinada por tu carácter y por  tu espíritu noble.

Generosidad no es dar lo que te sobra. Generosidad es compartir lo que no te sobra.

Si quieres seguir trabajando la generosidad solicita tu cuaderno.

Pide tu cuaderno de crecimiento

  • Introduce los datos indicados y recibirás el cuaderno de crecimiento correspondiente.
 

Verificación: Demuestra que no eres un robot

Esta entrada fue publicada en Coaching. Marcador permalink.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>