Crecer on-line. Semana 18.

Entramos en la recta final de este programa de 21 semanas. Como ya sabes a estas alturas del programa, en esta parte final estamos trabajando algunas habilidades y herramientas que nos ayudan a estar mejor con nosotros mismos. Esta semana le toca el turno a la asertividad.

¿Consideras que eres asertivo/a? ¿Y qué significa ser asertivo para ti? ¿Significa el ejercicio de tus derechos todo el tiempo, todo el tiempo? ¿O significa saber cuándo dejar que otra persona o alguna otra causa o resultado tenga prioridad sobre tus derechos? ¿Es asertivo el jefe que hace el trabajo de un colaborador la tarde antes de que este se vaya de vacaciones? ¿O es asertivo el colaborador que está a punto de irse de vacaciones y le dice al jefe que el trabajo lo realizará cuando vuelva? No siempre es fácil identificar el comportamiento verdaderamente asertivo. Esto se debe a que hay una línea muy fina entre la asertividad y la agresión. Estas definiciones pueden ser útilespara separar las dos cosas:

  • La asertividad se basa en el equilibrio Se trata de hablar con franqueza acerca de tus deseos y necesidades sin dejar de considerar los derechos, necesidades y deseos de los demás. Cuando eres asertivo, pides lo que quieres, pero que no necesariamente lo consigues.
  • El comportamiento agresivo se basa en ganar Se trata de conseguir lo que te interesa sin tener en cuenta los derechos, necesidades, sentimientos o deseos de los demás. Cuando eres agresivo haces lo que quieres sin tener en cuenta nada y normalmente no preguntas.

La asertividad no es necesariamente fácil, pero es una habilidad que puede aprenderse. El desarrollo de la asertividad comienza con una buena comprensión de lo que eres y la creencia en el valor que aportas. Cuando tienes eso, tienes la base de la confianza en ti mismo. La asertividad te ayuda a construir sobre esa confianza en ti mismo y ofrece muchos otros beneficios para la mejora de tus relaciones en el trabajo y en otras áreas de tu vida también. En general, las personas asertivas:

  • Consiguen situaciones “ganar-ganar” con mayor facilidad. Ven el valor de su oponente y el suyo propio y encuentran rápidamente un terreno común.
  • Son mejores solucionadores de problemas porque se sienten capaces de hacer lo que sea necesario para encontrar la mejor solución.
  • Están menos estresados. Saben que tienen el poder personal y no se sienten amenazados o víctimas cuando las cosas no salen según lo previsto.
  • Son hacedores, hacen las cosas porque saben que pueden.

Cuando actúas asertivamente actúas de manera justa y con empatía. El poder que utilizas proviene de la confianza en ti mismo y no de la intimidación. Cuando tratas a los demás con tal imparcialidad y respeto obtienes el mismo trato a cambio. Eres más querido y la gente te ve como alguien con quien quiere estar.

Para saber cómo desarrollar tu asertividad solicita el cuaderno de esta semana.

Pide tu cuaderno de crecimiento

  • Introduce los datos indicados y recibirás el cuaderno de crecimiento correspondiente.
 

Verificación: Demuestra que no eres un robot

Esta entrada fue publicada en Coaching, Crecer on-line, Crecimiento personal. Marcador permalink.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>