Objetivos: ¿para qué?

Versió en català.

Tiempo estimado de lectura: 100 segundos.

Hemos oído muchas veces que debemos tener objetivos en la vida y todavía hay mucha gente que no sabe para qué necesita tener objetivos. La vida se puede vivir de dos formas: haciendo que pasen cosas o viendo como nos pasan cosas. Dicho de otro modo: de forma proactiva o de forma reactiva, teniendo control sobre lo que hacemos o dejando que sean otros los que tienen el control.

Si lo explicamos de forma metafórica quizás se entenderá mejor. Supongamos que quieres hacer un viaje y tienes unas herramientas magníficas para hacerlo: un coche y un GPS. Tienes carnet de conducir y sabes manejar el GPS, con lo cual no deberías tener problemas para llegar a tu destino. Y aquí aparece la pregunta clave: ¿cuál es tu destino? Si no sabes cuál es difícilmente llegarás, por muy bueno que sea tu coche y por muy actualizados que estén los mapas de tu GPS. Si no sabes dónde vas, qué equipaje prepararás? Supongamos que coges un poco de todo por si acaso. Subes al coche, enciendes el GPS y hacia donde le dices que quieres ir? De nada te servirán todas las herramientas que puedas tener si no sabes hacia donde vas.

Esto es lo que le pasa a muchas personas, que no saben hacia dónde van. Sencillamente se dejan llevar por lo que hace la mayoría, por la tradición, por la inercia de lo que han estado haciendo durante muchos años. Vendría a ser como coger el coche, entrar en una autopista e ir siguiendo el tráfico, yendo hacia donde va la mayoría. Seguramente nadie haría eso, o muy pocos. Vemos de forma muy clara que es absurdo hacerlo. En cambio hay mucha gente que no se cuestiona lo que quiere hacer con su vida. Cuando les preguntas qué quieren hacer con su vida no saben responder.

Si nos tomamos la vida como un viaje, que lo es, el primer paso debería ser fijar el destino, que no quiere decir que tengamos que llegar en una sola etapa. Como cualquier otro viaje, podemos desglosarlo en etapas o sub-objetivos. Lo más importante es saber a dónde queremos llegar, a partir de aquí podemos encontrar muchos caminos diferentes para llegar. Del mismo modo que, cuando nos salimos de la ruta, el GPS recalcula una nueva, nosotros podemos cambiar nuestra ruta de la vida, eso sí, siempre sabiendo cuál es el destino final. Y si en algún momento tenemos que cambiar el destino final, tampoco pasa nada siempre que lo hagamos de forma consciente. Nuestro GPS interno sabrá calcular una ruta que nos lleve.

www.coachingvalles.com

Esta entrada fue publicada en Coaching, Crecimiento personal, Objetivos, Responsabilidad. Marcador permalink.

5 Respuestas a Objetivos: ¿para qué?

  1. Blanca escribió:

    Hola Rafa, me gusta mucho tu blog y tus posts! te felicito por tu proyecto y espero que sigas adelante con exito a tu destino :)

    Me ha gustado mucho tb la imagen del gusano que se convierte en Mariposa

  2. Raquel escribió:

    Como siempre, sencillamente genial.

  3. VIRGINIA SEGÚ escribió:

    Esta comparación me parece sencillamente genial. te animo sinceramente a que sigas escribiendo y nos sigas acercando a nosotros mismos. Un abrazo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>